//
Estás leyendo...

Uncategorized

El Encanto

Por Mario Herrera

En 1888 dos hermanos asturianos emigrados a Cuba, José (Don Pepe) y Bernardo Solís, establecen una tienda de telas, denominadas en aquélla época «sederías», en la esquina de las calles Galiano y San Rafael de La Habana. El éxito que obtienen y las nuevas prácticas de comercio que quieren aportar van más allá de la ampliación a los aledaños y les llevan a buscar capital para su ampliación constituyendo con un compatriota que tenían empleado como dependiente, Aquilino Entrialgo, la mercantil Solís, Entrialgo y Cía. S.A. en 1900.
Su crecimiento sigue siendo imparable y además del negocio textil comienzan a crear departamentos dedicados a las distintas secciones de la tienda configurándose desde principios del siglo XX como una tienda por departamentos e introduciendo prácticas comerciales novedosas en la época como el control y la inteligencia de negocio, el escaparatismo o «vidrieras», escaleras mecánicas, concentración vertical en ciertos productos, etc.
Los Almacenes El Encanto, también conocidos como Tiendas El Encanto o, simplemente El Encanto, fueron una cadena de grandes y medianos almacenes por departamentos que se expandieron por todo Cuba, desde su emplazamiento original en La Habana, y que fueron considerados un modelo a seguir por la industria debido a su capacidad de innovación, prácticas comerciales y modelo de negocio siendo sus prácticas imitadas y desarrolladas hasta la actualidad.
1- Fue la primera tienda por departamentos en Cuba y en la sede final construida en 1949 tenía 65 departamentos en 6 plantas.
2- Llego a tener sucursales en Santa Clara, Camagüey, Holguín, Santiago de Cuba, Cienfuegos y la playa de Varadero.
3- En 1952 llegaron a obtener la exclusiva de comercialización de la famosa marca Christian Dior en Norteamérica, solo se podían adquirir los últimos modelos del diseñador en Paris y en El Encanto.
4- A pesar del temor que sentía por los vuelos de avión, en el año 1956, el modisto Christian Dior voló a La Habana para visitar la famosa tienda y comprobar cómo se exhibían sus exclusivos modelos.
5- El actor hollywoodense Tyrone Power protagonizó un comercial de la tienda El Encanto.
6- El actor John Wayne, ganador del Oscar y símbolo de lo rudo y masculino mandaba a confeccionar sus camisas a la medida en las sastrerías de la tienda.
7- Miroslava, una actriz de origen checo que triunfo en el cine mexicano, exigía en sus contratos, en el momento de rodar un filme, que sus vestidos fueran adquiridos en El Encanto.
8- La tienda poseía un salón decorado imitando a El Palacio de Versalles. Este espacio se nombraba Salón Francés y era el preferido de la actriz mexicana María Félix.
9- Los dueños de la tienda fueron pioneros en ofrecerle tarjetas de crédito y certificados de regalos a sus clientes. Inclusive a los más distinguidos se les hacia sus entregas a domicilio.
10- Toda la ropa la confeccionaban en sus propios talleres para poder exigir el control de calidad que establecían en sus productos textiles.
11- Sus empleados tenía una etiqueta de vestuario: En el invierno de negro y de blanco durante todo el verano. Las empleadas siempre debían usar medias largas, tener el pelo arreglado y estar bien maquilladas.
12- Cesar Rodríguez, quien fungiera como contador primero y luego como gerente de la tienda hasta el año 1929, logró reunir entre beneficios y sueldos una cantidad aproximada al millón y medio de pesos. Esto le sirvió para abrir su propia tienda llamada Almacenes Ultra.
13- Pepín Fernández, otro de los empleados de la tienda El Encanto encargado primero de la contabilidad y luego del departamento de publicidad hasta el año 1931, creó en Madrid, España, en el año 1943, un pequeño negocio llamado Galerías Preciado que llego a ser una de las principales cadenas de grandes almacenes de ese país.
14- Ramón Areces, quien con solo quince años, en 1920, comenzó a trabajar en la tienda El Encanto hasta el año 1935 cuando regresó a su país, España, fue el fundador y creador de la gran cadena de tiendas El Corte Ingles.
El Encanto fue para los asturianos de Cuba un símbolo de orgullo, por detrás de la clínica Covadonga y el Centro Asturiano, y al margen de su impacto comercial dejaría una importante huella como escuela de aprendizaje de varias generaciones.
Tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959, y el establecimiento del régimen socialista, El Encanto es confiscado por la dictadura y cerrado. Desde ese momento se utiliza como almacén de suministros eliminándose la venta al público que prácticamente había desaparecido durante los meses anteriores.
El 13 de abril de 1961 un incendio, provocado por varias bombas incendiarias, derriba el edificio, produciendo la muerte de Fe del Valle, miliciana que se encontraba de guardia en el centro, y acusándose por el poder cubano del incendio a un acto terrorista patrocinado por la CIA.

Discussion

No comments yet.

Post a Comment