//
Estás leyendo...

Arquitectura y Civilización

El Bohío del campo le gana a Castro

Las estampas de la Cuba tradicional en los campos está representada por el bohío, casa construida con las maderas del lugar y que le confieren su forma peculiar. Son típicas las que se hacían con el cuerpo de la casa en madera y troncos de palma y los techos con los penachos. En dependencia del nivel económico de sus habitantes tenían suelo de cemento o mosaico o  eran de suelo de tierra. Los baños como antaño en la mayor parte del mundo no forma parte de la casa, se construye afuera de la casa y se utiliza la llamada fosa séptica.

El bohío perdió su encanto con la Revolución de Fidel Castro, este hombre y sus seguidores demonizaron esta vivienda humilde pero digna. La convirtieron en símbolo del pasado, de la explotación de los campesinos, de la miseria en que vivían las personas en Cuba. Olvida que ahora el mundo vuelve a mirar con interés estas viviendas muy ecológicas, frescas en verano y protectoras en la lluvia. “…ningún campesino tendrá jamás que volver a vivir en un bohío, la Revo…..”

Pasados pocos años después de la llegada de Castro al poder eran demolidas en muchos sitios y en los años 70 quedaban muy pocas. No era nada bien visto que alguien viviese en casa tan primitivas, atrasas y pobres.

Pero han pasado casi 60 años, y vuelven los bohíos a llenar la campiña cubana. Las nuevas parejas y las familias vuelven a reunirse y fabricar entre muchos un nuevo bohío. Lo hacen como antaño: cocinan, beben y trabajan para algo natural. El paternal Estado les ha dejado sin otra posibilidad, tampoco fastidia mucho. Es el campo donde ha comenzado el cambio. Es una población para la cual trabajar es algo natural, la Revolución los ha obligado a cosechar lo que allí no rinde, los planes de boniato, malanga, caña han ido pasando de año en año, ya no creen ni pueden hacerlo en un gobierno que los ha calificado de acaparadores y ladrones, que en demasiadas ocasiones les ha permitido producir y vender para después confiscarlo todo otra vez.

El nuevo bohío cubano es pobre, construido en muchas ocasiones con materiales de desecho, está prohibida la tala de árboles para uso privado, etc.

Les presentamos el video del grupo Cola Loca, un hip hop que se llama:”No me da mi gana americana”, cortesía de dj polin producer. www.djpolin.com italy- rep com

Se desarrolla en un bohío de las afueras de Santiago de Cuba y es interesante ver como casi 60 años no son nada, el bohío sigue vivo. De paso vean la fuerte influencia americana en la ropa de los jóvenes, ¿No iban a ser como el Ché?

¿Sabe alguien qué dejarán los Castro de legado después de mas medio siglo?

Disfruten del video de ColaLoca:

Discussion

No comments yet.

Post a Comment